Blog

¿Más beneficios? La hoja de ruta del impresor de embalaje para reducir los desperdicios

De acuerdo con una encuesta de los consultores financieros PriceWaterhouseCoopers, el 90 por ciento de los directores generales de la industria de embalaje inició iniciativas de reducción de costes el año pasado. Es muy probable que este artículo le interese.

¿Cómo podemos plantear este proyecto? Es una pregunta muy habitual de los clientes de todo el mundo. GSE ha desarrollado un programa para recudir los desperdicios enfocado en la logística. Describiré este programa en siete contribuciones al blog basados en tres ayudas para identificar los desperdicios y en cuatro elementos para eliminarlos, ya sea consecuentemente o simultáneamente.

Las ayudas del programa son:

  1. Los ocho desperdicios > centrados en el proceso
  2. El modelo de las 5S > centrado en el área del trabajo
  3. Pirámide del coste total de la tinta > centrado en los costes

Los elementos del programa son:

  1. Gestión de la tinta
  2. Gestión del color
  3. Sistema pruebas de las tintas
  4. Integración del proceso

En esta primera contribución describiré las ayudas y en las cuatro siguientes elaboraré los cuatro elementos del planteamiento. A continuación vamos a ver con más detalle el modelo de los ocho desperdicios.

Los ocho desperdicios

Muda, o “desperdicio” es un elemento clave en Lean. La reducción de los es la clave para reducir los costes y aumentar la rentabilidad. Un punto de partida importante es discernir qué partes del proceso agregan valor, y cuáles no. Los “siete desperdicios” fueron identificados por primera vez por el ingeniero jefe de Toyota, Taiichi Ohno, como parte del Sistema de Producción Toyota (TPS), un sistema ideado por Toyota para organizar la logística y producción del fabricante de automóviles y es pionero de Lean. Sin embargo, recientemente, se ha añadido un octavo desperdicio: la pérdida de talento humano.

Entendemos como desperdicios todos los tiempos, materiales, herramientas, técnicas, personas y espacio que no ofrecen valor añadido a los clientes.

Cada tipo de desperdicio se explica a continuación desde una perspectiva de la gestión de la tinta, ilustrada con ejemplos de mayor relevancia:

Desperdicio 1: Sobreproducción

No fabricar una cantidad superior a la demandada por el cliente. Por ejemplo, no mezclar o producir otros colores que no sean necesarios para el trabajo de impresión.

Desperdicio 2: Transporte

Cualquier movimiento innecesario de productos no aporta valor. Como impresor si mueves tintas bases en bidones en vez de mover tintas ya preparadas en pequeños envases obtendrás una reducción sustancial de costes de transporte.

Desperdicio 3: Defectos

Objetivo cero defectos. Los colores que están “bien a la primera” evitan muchos desperdicios de sustratos, tintas, paradas de máquina y horas de operario.

Desperdicio 4: Inventario

Los clientes no pagan los stocks. Mezclando los colores uno mismo “justo a tiempo’” a partir de un número limitado de colores base eliminas stocks de tintas mezcladas ya preparadas. Además si procesas tintas sobrantes de máquina cuando mezclas y dosificas nuevos lotes, reducirás significativamente los niveles de stock.

Desperdicio 5: Movimiento

Todo movimiento innecesario no aporta valor. Realizando las mezclas uno mismo cerca de la máquina de impresión reduce el manejo y menos movimiento de tinta. Y con una “sala de tinta” ordenada y cuidada no tendrás que estar constantemente buscando dónde están los cubos limpios, las tintas base y tintas sobrantes para el proceso.

Desperdicio 6: Sobreproceso

Algunos procesos no tienen lugar en el flujo de trabajo. Sólo existen para resolver los errores que se produjeron en los procesos anteriores. Por ejemplo, si se mezcla la tinta en recipientes más grandes (bidones de 200 litros en lugar de cubos de 20 litros), evitas tener que drenar cubos contaminados. Y procesando tintas sobrantes de máquina evitas tener que almacenarlas en stock o drenarlas.

Desperdicio 7: Esperas

Productos, personas e información que esperan no aportan ningún valor. Si preparas tu color “en casa” tu planificación de la producción depende menos de los calendarios y fiabilidad de tu proveedor de tinta. También automatizando la dosificación y el mezclado reduces todavía más los tiempos de espera.

Desperdicio 8: Talento

Esto es porque no se utiliza o se utiliza insuficientemente el conocimiento y la formación de los empleados. Ejemplos de no utilizar el talento humano al máximo potencial:

  • Mezclar las tintas manualmente en lugar de automáticamente
  • Revisiones innecesarias con frecuencia.
  • Deshacerse de las tinta inutilizables.
  • Introduciendo repetidamente la misma orden de trabajo en diferentes sistemas de información.

Estas tareas repetitivas y laboriosas pueden evitarse mediante la instalación de un dosificador automático, junto con el software de gestión de tinta integrable con su sistema de información de gestión.

En general, la reducción de los residuos en su cadena de logística de tinta puede reducir sus costes en un 30 por ciento. En la próxima contribución al blog, exploraremos las características de un lugar de trabajo bien organizado, con especial énfasis en el espacio de tinta. Sin embargo, si usted no puede ar para lograr los ahorros de costes mencionados

Menú