GSE adquiere el competidor holandés Klieverik B.V.

Después de adquirir la empresa con sede en Oldenzaal, GSE aporta fondos vitales y experiencia en automatización para codesarrollar un innovador sistema computarizado de dosificación de pintura, valorado en 1,5 millones de francos (680.000 euros). Se consiguen dos pedidos para las instalaciones de fabricación de pintura de Akzo en los Países Bajos y Francia, a los que siguen rápidamente otros tres ese mismo año. La creciente cartera de pedidos permite la continua expansión de la empresa.

Menú